¿Has acudido alguna vez a un restaurante latino en Getafe? Si es así, es probable que hayas probado uno de los platos peruanos por excelencia: la pachamanca. A pesar de ello, seguramente todavía no conozcas su origen.

Aunque en la actualidad, en algún restaurante latino en Getafe cuenten en sus cartas con este delicioso plato, muchos de ellos han variado la forma originaria de preparación que tenía este manjar por una más rápida y moderna.

Siglos atrás, entre el año 500 y 1100 d. C., los incas tenían la costumbre de honrar la fertilidad de la tierra. Realizaban una especie de ritual agradeciendo a la madre tierra la cosecha producida.

Estos rituales se caracterizaban por llevarse a cabo mediante el trabajo en equipo y no de manera individual. Mientras un grupo de hombres se dedicaba a cavar un hoyo en la tierra, colocando dentro de él piedras calientes para cocinar, las mujeres se encargaban de aderezar los distintos tipos de carne y demás ingredientes (como la yuca, el camote y la papa), que se cocinarían dentro de la cavidad.

A pesar de que hoy en día, como ya hemos dicho, este plato haya evolucionado y existen variaciones a la hora de cocinarse tanto en el sazón como en el lugar de preparación (actualmente también se puede preparar en una olla), lo cierto es que el procedimiento original cuece mucho mejor los alimentos y le confiere mucho más sabor al resultado final.

¿A qué esperas para acudir a un restaurante latino como el nuestro y reservar desde ya tu mesa? Además del riquísimo potaje de pachamanca peruano, en el Restaurante Añoranza podrás degustar muchos otros platos de diferentes países y así conocer un poco más sus culturas gastronómicas. Cocinados por los mejores chefs, en nuestro restaurante te serviremos platos hechos con los mejores productos.